Search
  • Marisa Bechara

RUMBO


Pintura en oleo Gabriela Francescon

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos sino en tener nuevos ojos” M Proust

Muchas veces lo tenemos todo, pero existe una fuerte dificultad de valorizar y agradecer quienes somos y lo que hemos logrado en el camino. Sentimos que no tenemos rumbo. Pero quizás el rumbo no exista, solo exista el camino. Y quizás ni siquiera exista el camino como dice Antonio Machado….Caminante no hay camino, se hace camino al andar….

Los estudiosos de las neurociencias, nos dicen que nuestra cabeza puede llevarnos muy lejos si aprendemos a usarla, pero los estudiosos de la meditación nos dicen que la misma mente también puede conducirnos a ese mundo metafísico de las ideas de la que hablaba Platón, donde hay sombras, oscuridad, pensamiento rumiante, círculos concéntricos, pasado que atormenta por la imposibilidad de rehacer lo que nos ha hecho infelices, expectativas desmedidas respecto de lo que deberíamos ser, la culpa….y futuro (miedo) por no estar en control de lo que puede suceder….

Esa mente, en su reinado absoluto, nos impide no solo disfrutar del camino (tiempo presente) sino también ver camino posible.

Pero poniendo en duda muchas de nuestras viejas seguridades, animándonos a preguntarnos nuevamente con nuevos ojos, trazando un plan flexible, liviano, en el que sobre todo tengamos certeza de provisoriedad aunque suene contradictorio…quizás comencemos a disfrutar el camino…el que se va armando, el que va surgiendo…el que se va cambiando a medida de nuestras insatisfacciones.

Que conspira contra eso? Estamos bajo el paraguas de Occidente….Conspiran muchos años de pensamiento estático, metafísico, en el que el SER INMUTABLE, UNICO Y VERDADERO al que teníamos que llegar y parecernos (Ver Sócrates Platón Aristóteles y en adelante) nos ha impreso un sentido de perfección y de SER inalcanzable, que es una fuente inmensa de insatisfacción e infelicidad. Queremos, anhelamos hacer todo bien, cumplir con los mandatos que a su vez son mandatos de perfección sostenida por muchas generaciones. A la vez, imprimimos a nuestros hijos este sentido de perfección que garantiza la insatisfacción y una búsqueda desmedida, sin rumbo…pero con la presunción de rumbo único……Paradójicamente estamos detrás del rumbo de otros, no del nuestro propio.

Oriente, en especial los budistas, parecen haber dado con la clave de bóveda….eso que permite habitar el tiempo presente, para poder ir al futuro desde la paz y la aceptación, pero desde la ambición y la posibilidad….Meditación, respiración, mindfulness, muchos nombres bajo el mismo concepto….conectarte con tu centro…si le pones un hilo a tu barrilete que es tu mente, y lo anclas en el hoy, serás poderoso. Esa es la promesa…

Meditar, bendecir, agradecer, orar, ESTAR PRESENTE….aceptar la vida tal como se da, ser consciente de nuestros dones, de nuestras posibilidades…quizás sea el mejor sentido de RUMBO, es TENER NUEVOS OJOS….


24 views

© 2020